Esas tradiciones, cos­tumbres y festividades definen a Ponce como un municipio con personalidad propia.

Consideremos brevemente al­gunas de ellas: Los Coches de Ponce, las Fiestas Patronales, el Carnaval y las Caretas, las Fies­tas de Bomba y Plena, la Sema­na de la Danza, las Fiestas de Cruz y las Retretas Ponceñas.

Los Coches de Ponce
Los atractivos turísticos de Pon­ce cuentan con un importante aliado en el servicio que prestan los carruajes o coches tirados por caballos. Los coches, que servían como medio de trans­porte en los pasados siglos, se utilizan hoy día para pasear y visitar puntos o lugares de interés en la Zona Histórica de la Ciudad Señorial; estos tienen como punto de salida la calle Villa, frente a la Casa Alcaldía y la Plaza Las Delicias. El ter­minal de Transporte Público de Ponce lleva por nombre el de “Carlos Garay”, quien fuera un reconocido y apreciado cochero ponceño.

 

Fiestas de Carnaval de Ponce
El Carnaval Ponceño, que se celebra anualmente la sema­na antes del miércoles de ce­niza, tuvo su origen en el año de 1858, hace al día de hoy (año 2007), ciento cuarenta y nueve años. Se le atribuye al ciudadano español José de la Guardia ser el iniciador de esta centenaria celebración, al haber organizado, por pri­mera vez, un baile de más­caras.

El desfile, como parte del Carnaval, se incorporó en la década de 1950.
El Carnaval de Ponce, con sus compar­sas, vegigantes, bailes, ban­das musicales, batuteras, carrozas y reinas, ha venido a ser el evento, en su género, más antiguo, alegre, vistoso y concurrido en todo Puerto Rico.
Las actividades festivas, en torno a la celebración del Carnaval, incluyen el baile de máscaras, la entrada del Rey Momo, la coronación de la Reina Infantil y la del Car­naval, el desfile, un gran bai­le de salsa, el entierro de la sardina, la quema de una ré­plica de Judas y las letanías.

Las Caretas
Las caretas, fabricadas de cartón piedra, con diseños vistosos de aspecto animal o diabólico, son un elemento primordial en el disfraz de los vegigantes.

El colorido y la creatividad de los artesanos ponceños, en la confección de las caretas del Carnaval les ha ganado fama nacional e internacio­nalmente.

Uno de los atractivos de mayor relevancia, dentro de los actos carnavalescos es la figura del vegigante que luce, además de la careta, con las características antes descritas, una vestimenta multicolor muy vistosa, ade­más se vale de vejigas (de aquí el término “vegigantes”) de vaca, infladas y pintadas, para golpear a toda persona, sobre todo niños y jóvenes, que encuentren en la ruta del desfile. (RDJ)

Vistosas máscaras y belleza arquitectónica se entrelazan en la cele­bración del Carnaval ponceño.

Ponce sabe a... ¡Quenepas!
En muchos municipios de Puerto Rico hay uno que otro árbol de quenepas. Pero Ponce ofrece la mayor concentración de árboles de esta apetecible fruta tropical. En toda la extensión territorial de la Perla del Sur crecen y producen sus frutos anualmente, decenas y cientos de árboles, muchos de ellos, gigantescos, de la pequeña pero sabrosa fruta.
Durante agosto y septiembre, los meses de mayor producción, en las entradas y salidas de Ponce y en las esquinas de las arterias principales de sus calles y carreteras, se apostan decenas de ciudadanos, quienes, con sus ramilletes de la codiciada fruta, pregonan, con orgullo: ¡Quenepas, quenepas de Ponce!

De ahí que entre los renombres valorativos con que se conoce a Ponce, el de Ciudad de las Quenepas, se una a los de Perla del Sur, Ciudad de los Leones y Ciudad Señorial.
Ponce sabe a ....¡Quenepas!

Otras tradiciones importantes en la Ciudad de los Leones son:
Las Fiestas Patronales, Fiestas de Cruz y las Retretas Ponceñas.
Ver mas Fiestas y Carnavales